Back to Chile, 2016, Vignette # 6

14324624_10154400568970915_8997149303157375999_o

Algunos detestan las grandes ciudades. Mis estudiantes en St. Catherines admitieron odiar a Toronto. Algunas personas no van a la capital y se quedan en el pueblo por miedo y muchas veces por la pobreza. La cuidad es un monstro para mucho, como el Defectuoso (DF) y según aquí le dicen Santiasco.

Las ciudades son el reflejo del resto del país y ahora mas y mas de lo global y la concentración de muchas almas y sueños juntos.

Comprando palomitas en la calle se acercó una familia musulmana no sé de qué país. Fui a una tienda Colombiana y casi les dio un infarto a las trabajadoras ahí porque justo llegaron inspectores de la cuidad para ver el patente de negocio. Pero ellas pensaron que eran de la migra que les iba a pedir papeles, permisos de trabajo. Fui a un centro de llamadas de propietarios Peruanos. En la calle los venezolanos venden sus arepas cuando salen los chilenos del trabajo.

Un joven Haitiano me saludo en el camino al súper. El mesero en ese lugar donde no me pude tomar el café entero y donde deje la mitad del pastel de mil hojas sin llevarmelo al depa, por seguro que era colombiano. Fui a la Costanera Centre y pensé que estaba en el Eaton Centre.

Cada cuidad tiene su parte de Miami en carcamonia, conectando con lo gringo. Recordé el Metro Centro en Managua y Angelopolis en Puebla. Había hasta un Taco Bell y casi todos con quien hable pidiendo opciones vegetarianas eran de afuera de Chile. Esta el sur aquí, esta lo global y está en una ciudad como que cae el mundo. Me siento en casa porque aunque soy de aquí también soy como una migrante mas cultivando el pertenecer.

Disfruto Santiago así como el DF aunque me quedaron los ojos rojos hoy por el smog que se atrapa por la cordilla. Y aunque me tuve que bajarme del metro en pleno “rush hour” asi como lo he hecho en la Cuidad de México por lo llenísimo que estaba. No faltan los que se aprovechan de esos espacios íntimos donde todo se tocan y se encuentran-no gracias.

Observo y vivo todo, los pasajes y personajes, recuerdo el campo que alimentan las ciudades. Y así me preparo para enseñar sobre ciudades globales en el siglo 21 con los desafíos de un capitalismo global salvaje. Con mis nuevos estudiantes quisiera contemplar el derecho a la cuidad, aire puro, agua pura, vivienda y trabajo digno, transporte acesible, seguro y ambiental. Y siempre enseñare sobre el derecho a soñar para ciudades y un mundo mejor.


No Comments (yet)

Leave a Reply

Comments RSS Subscribe to the Comments RSS.
Trackback Leave a trackback from your site.
Trackback URL: http://evelynencalada.com/blog/2016/10/back-to-chile-2016-vignette-6/trackback/